El que copia, el que se atribuye y el tonto de remate

La peña es muy copiona, joder, somos unos copiones de la leche pero dentro de la fauna copiona me he encontrado con varios especimenes:

-    El que copia sin mala fe, un copioncillo sin pretensiones al que le gusta algo que ve y que algunas veces hasta se toma la molestia de modificarlo. Se ha dado algún raro caso en el que alguno de estos individuos ha mencionado la fuente.

-    El que se atribuye, este ya es un poco más peligroso, es el típico que dice “habéis visto lo de zara en Google? Eso lo he descubierto YO!”
Tampoco tiene culpa el hombre de haberlo visto en twitter y no acordarse. O de haber visto que alguien había hecho un captura de pantalla y la había subido a twitpic y haber hecho él lo mismo (será por tiempo!)

-    El tonto de remate. Este tío es tan tonto que se copia el código fuente de tu web, pone su logo y se queda tan pancho.  Pero es tan tonto que se deja la mitad de tus trabajos puesto con los nombres de tus clientes porque no ha visto un paginador. No se puede ser más tonto…. Si se puede, es tan tonto que se deja tu código de Analytics puesto y un día te das cuenta en tus estadísticas que alguien ha entrado en tu web buscando marlonasto.com

Os agradecería que me pasaseis más especimenes copiones que hayáis descubierto para ampliar la lista.

Tambien te puede interesar...